Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 5 de octubre de 2012

Enrico Caruso, un último concierto y una canción



Enrico Caruso (Nápoles, 25 de febrero de 1873 - 2 de agosto de 1921) fue un tenor italiano que ha sido considerado el más famoso del mundo en la historia de la ópera, y para muchos el mejor. Caruso fue también el cantante más popular en cualquier género durante los primeros veinte años del siglo XX y uno de los pioneros de la música grabada. Su ...
gran éxito de ventas y una voz extraordinaria, aclamada por su potencia, belleza, riqueza de tono y técnica superlativa, le convierten en el más grande cantante masculino de ópera de la historia.

Con su estilo de canto Enrico Caruso fijó un estándar, influyendo en prácticamente todos los tenores en los repertorios italianos y franceses. Su carrera abarcó desde 1895 hasta 1920 e incluyó un récord de 863 apariciones en el Metropolitan Opera de Nueva York. Sin embargo su trayectoria fue interrumpida por una infección fulminante que le mató a la edad de 48 años, en el pináculo de su carrera. Caruso era un cliente de Edward Bernays, un pionero de las relaciones públicas, quien trabajó como su agente de prensa en los Estados Unidos.
Cantó en muchas de las salas de ópera más importantes del mundo, aunque es más conocido por haber sido el primer tenor del Metropolitan Opera en Nueva York durante diecisiete años. El célebre director de orquesta italiano Arturo Toscanini, que dirigió algunas de las óperas donde Caruso cantó en el Metropolitan, le consideraba uno de los más grandes artistas con los que había trabajado. El repertorio de Caruso era de unas sesenta óperas, casi todas cantadas en italiano, aunque también cantaba en francés y en inglés (con un fuerte acento italiano).

Asimismo, tenía un repertorio de unas quinientas canciones, desde canciones napolitanas y tradicionales de Italia hasta temas populares de la época.

Por otro lado, fue el primer vocalista de la historia en realizar grabaciones sonoras de canciones. Durante su carrera realizó cerca de 260 grabaciones y ganó millones de dólares con la venta de sus discos de 78 rpm.
El 8 de abril de 1904, grabó Mattinata, una canción de Ruggiero Leoncavallo, la que se considera como la primera canción compuesta exclusivamente para ser grabada. Caruso y la industria fonográfica hicieron mucho para promoverse en las dos primeras décadas del siglo XX. Su registro de 1902 de Vesti la giubba, del Pagliacci (Payasos) de Leoncavallo, fue el primer disco con un millón de ejemplares.

Enrico Caruso muere en 1921 de una complicación de pleuresía, y fue enterrado en Nápoles. Como curiosidad, cabe destacar que sólo un film de 1951 ha intentado retratar su figura: El gran Caruso de Richard Thorpe, en la piel del actor y cantante estadounidense Mario Lanza, acompañado por Ann Blyth, supone una biografía convencional pero con atractivos.

En 1986, Lucio Dalla compone un tema dedicado al tenor, el famoso "Caruso". La canción hacía referencia a una de las últimas noches del cantante, ya enfermo.

A Lucio Dalla se le había estropeado el barco y en Sorrento sólo había disponible un lujoso apartamento en el Grand Hotel Excelsior Vittoria, donde Caruso vivió los dos ultimos meses de su vida y donde se conservaban intactos sus libros, sus fotografias y su piano. Angelo, que tenía un bar en el puerto le contó esta historia ...
Caruso estaba gravemente enfermo y sabía que tenía los dias contados pero eso no le impedía dar lecciones de canto a una joven de la cual estaba enamorado. Una noche de mucho calor no quiso renunciar a cantar para ella, así que, aun encontrándose mal, hizo llevar el piano a la terraza que daba al puerto y empezó a cantar una apasionada declaracion de amor y sufrimiento.

Su voz era potente y los pescadores, oyéndole, regresaron al puerto y se quedaron anclados bajo la terraza. Las luces de las barcas eran tantas que parecían estrellas o quizás las luces de los rascacielos de Nueva York...

Caruso no perdio las fuerzas y siguió cantando sumergiéndose en los ojos de la muchacha apoyada al piano.

Esa noche su estado empeoró.

Dos dias mas tarde, el 2 de agosto de 1921, moría en Napoles.

Esta canción narra el drama de esa noche... con luces y sombras del pasado... con muerte y vida...
un hombre enfermo que busca en los ojos de la muchacha un futuro que ya no existe...
un testamento de amor...este fue su ultimo concierto...
y este fue su excepcional publico... el mar, las estrellas, los pescadores, las luces de las barcas y su amada...

"guardò negli occhi la ragazza quegli occhi verdi come il mare poi all'improviso uscì una lacrima e lui credette di affogare"
Letra de la canción traducida:

"Aquí donde el mar brilla y el viento sopla fuerte
En una vieja terraza frente al golfo de Sorrento
Un hombre abraza a una muchacha después de que ella ha llorado
Luego aclara la garganta y comienza de nuevo el canto

Yo te amo tanto pero tu sabes tan tan bien [que]
Es una cadena que calienta la sangre de mis venas, sabes

Vió las luces en el medio del mar y pensó en las noches allá en América
Pero solo eran las lámparas y la blanca estela de una hélice
Sintió el dolor en la música, se levantó del piano
pero cuando vió la luna surgir de una nube
le pareció tan dulce como la muerte.

Miró en los ojos de la muchacha
aquellos ojos verdes como el mar
luego de improviso surgio una lágrima
y él creyó ahogarse.

Yo te amo tanto pero tu sabes tan tan bien [que]
Es una cadena que ahora calienta la sangre de mis venas, sabes

El poder de la lirica (opera)
donde toda tragedia es falsa
esa en que con un poco de truco y mimica
puedes convertirte en otro.

Pero dos ojos que te miran así, cercanos y verdaderos
Te hacen olvidar las palabras y confundir el pensamiento

Todo se vuelve tan pequeño,
también las noches en America
Te vuelves y ves tu propia vida
igual que el despertar de una helice.

Pero si, la vida ya termina
pero él pensó que realmente existe
De hecho ya se sentía feliz,
y recomenzó su canto

Yo te amo tanto pero tu sabes tan tan bien [que]
Es una cadena que ahora calienta la sangre de mis venas, sabes"
 
 
— con Ariadna Laberinto y Celia Valdelomar Codejon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario