Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 12 de octubre de 2012

Karl Richter y "la Tocata y fuga en Re menor " de J.S. Bach


Aunque hoy más conocido como director de obras corales debido a sus numerosas grabaciones discográficas, Karl Richter fue un organista (y clavecinista) de considerable reputación permaneciendo activo como tal a lo largo de toda su vida. En 1949 fue nombrado organista de la Iglesia de Santo Tomás, el mismo puesto que tuviera el propio Bach, y al año siguiente ganaría el primer premio de órgano en el Concurso Bach de Leipizig. Poco después ingresaría en la Academia de Música de Munich como profesor de órgano y música coral luterana.

Karl Richter fue uno de los mejores organistas alemanes de la postguerra. Su Bach es noble, poético, atento al detalle y de gran claridad. Su fraseo destila humanidad, su pulso rítmico es inquebrantable y sus tempi, a veces extremos, nunca resultan forzados. Además, ornamenta con mesura, demuestra autoridad en el uso de los registros y un virtuosismo de primera magnitud. "Humano" es quizás el adjetivo que mejor define el acercamiento del Richter organista a Bach. Sin renunciar a un sonido rico y pleno -aunque nunca ampuloso- Karl Richter sabe aunar empuje y lirismo a la vez que profundidad y sentimiento. Así era el Richter que empuñaba la batuta y así es el Richter que se sienta delante del órgano, a mayor gloria de Bach.

Johann Sebastian Bach (Eisenach, Turingia, 21 de marzo de 1685 –Leipzig, 28 de julio de 1750) organista y compositor del Barroco, fue miembro de una de las familias de músicos más extraordinarias que ha conocido la historia (alrededor de 120 músicos).

Su fecunda obra es considerada como la cumbre de la música barroca y una de las cimas de la música occidental, no sólo por su profundidad intelectual, su perfección técnica y su belleza artística, sino también por la síntesis que efectúa en ella de los diversos estilos de su época y del pasado y su incomparable extensión. Bach es la fuente de inspiración para los posteriores compositores, desde Mozart hasta nuestros días.

Sus más importantes obras están entre las más destacadas y trascendentales de la música clásica y de la música universal. Entre ellas cabe mencionar las obras para órgano, los Conciertos de Brandenburgo, el Clave bien temperado, la Misa en Si menor, la Pasión según San Mateo, El arte de la fuga, La ofrenda musical, lasVariaciones Goldberg...




La Tocata y fuga en re menor, BWV 565, es una pieza de música de órgano escrita por Bach en algún momento entre 1703 y 1707. (Su autoría e instrumentación son para algunos objeto de controversia, ya que ciertos estudiosos han propuesto que fue escrita quizá originalmente para violín por un compositor distinto.) Es una de las obras más famosas del repertorio del órgano y se ha utilizado en muchos medios populares, incluyendo películas, anime, videojuegos y música rock.


La interpretación de Richter al órgano:


No hay comentarios:

Publicar un comentario